SENTIDO HOMENAJE

Sigue con la misma ilusión que hace 32 años, ahora con solo 36 la situación ha cambiado.Su abuelo que el fue que el le metió en la sangre y marcó a fuego en el corazón, la Semana Santa Zamorana, ya no está.Falta desde hace más de una década.Al igual que su querida abuela.La única ascendencia que le queda en Zamora es una vieja y consumida hermana de su abuelo que ya no recuerda quien es, ni como avanzaba subiendo San Torcuato el “5 de copas” a su encuentro cerca de su casa de Alfonso de Castro.Tambien se le ha olvidado como sonaba el desafinado Merlú que tocaba el buen amigo de la familia Atilano.Las esquilas del barandales ya no suenan para ella en la residencia en la que se encuentra.

Pero a pesar de todo el sigue con la misma ilusión que hace 32 años.Su madre, que por cierto nació en Viernes Santo, como no podía ser de otra manera, si vive; pero en otra ciudad y la pena y la añoranza la hacen ir a Zamora en Semana Santa un año si y tres no, y este año es uno de los que no.Sin embargo él sigue con la misma ilusión ó incluso más.Él tampoco vive en Zamora desde hace muchos años, pero la lleva en el corazón en cada momento.Su mujer e hijos, dos preciosos hijos aún pequeñines, no son de Zamora, pero él ha conseguido que la amen como si fuese suya.Ellos conocen muy bien la Semana Santa de Zamora y sus dos hijos pertenecen ya a una cofradía y aspiran a entrar en otras dos.El mayor que acaba de cumplir 6 años, nació una víspera de Jueves Santo, como no podía ser de otra manera para seguir la tradición.

Y si, sin casa ya en Zamora, sin familia que hagan que la Semana Santa de Zamora fuera pura magia y la época más entrañable del año, con un montón de recuerdos bajo el caperuz y con la responsabilidad de hacer que sus hijos continúen la tradición y no se pierda en el olvido, el volverá un año más a Zamora en Semana Santa.Volverá a enjuagar lagrimas bajo la túnica al escuchar “Mater Mea” y volverá a recordar aquellas madrugadas de Viernes Santo sin conciliar el sueño en toda la noche, en las que su abuela lo vestía con su impecable túnica de percal negro para que junto con su abuelo, y agarrados de la mano, fueran al encuentro de la marcha de Thalberg justo después de que el merlú de Atilano, su gran amigo, rasgara el silencio de la noche a la puerta de su casa.

Un hombre lo único que no puede perder, son sus raíces, y el no está dispuesto a perderlas.Se lo debe a sus antepasados y se lo debe a sus hijos … y a pesar de todo el sigue con la misma ilusión que hace … toda la vida.

miércoles, 15 de junio de 2011

ASOCIACIÓN DE COFRADES Y AMIGOS POR LA SEMANA SANTA DE ZAMORA, LUZ PENITENTE.

El pasado sábado 11 de Junio del 2011 se fundó en Zamora la Asociación de cofrades y amigos por la Semana Santa de Zamora, Luz Penitente.

La creación de esta asociación se ha estado gestando desde el final de Semana Santa de este año, por un grupo de cofrades con representación en la mayoría de cofradías zamoranas.Nace a raíz de las inquietudes surgidas en los últimos años en relación a nuestra Semana Santa y con la idea de convertirse en una herramienta de trabajo y hacer que la semana de pasión dure todo el año.Hacer crítica constructiva, así como elevar propuestas e ideas tanto a la Junta Pro Semana Santa como a las diferentes directivas de cofradías.Todo ello sin dejar de lado la promoción de nuestra fiesta cristiana y convertir a sus socios en un grupo de amigos que realicen reuniones diversas, diferentes actividades como ciclos de conferencias, visitas relacionadas con la Semana Santa y quedadas para salir juntos en procesión.
Actualmente el número de asociados ronda la docena de personas, en su mayoría socios fundadores de la asociación.Se está trabajando ya en la construcción de un Blog para la asociación donde mantener puntualmente informados a sus socios de cuantas noticias, propuestas y objetivos vayan surgiendo en relación directa con la Semana Santa de Zamora y el caminar de la asociación.De igual modo, la asociación va a tener presencia en varias redes sociales, donde también tendrá su espacio para todo aquel interesado en la asociación así como punto de reunión para sus socios disponible los 365 días del año las 24 horas del dia.
Se trata, como no podía ser de otra forma, de una asociación cultural sin ánimo de lucro, con estatutos aprobados en asamblea general ordinaria y con su recién creada, junta directiva.Solo queda la inscripción en el registro de asociaciones por parte de la Junta de Castilla y León.En principio durante todo este primer año de creación y acordado en la asamblea fundacional no existirá cuota alguna por asociarse; el próximo año en la correspondiente asamblea general se estudiará la posibilidad de establecer una cuota anual, en cualquier caso de poco importe, si se viera la necesidad de cubrir algún gasto que seguramente irá surgiendo.
Los comienzos no son nunca fáciles, pero con ilusión, trabajo y decisión estamos seguros que se podrán ir consiguiendo cumplir objetivos.De hecho la mera creación de esta asociación ya es un gran e importantísimo paso.Ahora el apoyo de todos los que amáis nuestra Semana Santa y os preocupa la salud de esta, es fundamental para que todos los objetivos, proyectos e iniciativas que vayan surgiendo y que muchos de vosotros tenéis, se puedan llevar a efecto, ó por lo menos intentarlo.

Para todos los que estéis interesados en obtener más información ó haceros socios, tenéis a vuestra disposición la dirección de correo de la asociación.
Desde hoy también estamos en facebook para todo aquel quiera estar en contacto con la asociación y seguir habitualmente su desarrolllo.
Síguenos en Facebook


martes, 14 de junio de 2011

FALLECE NUESTRO BARANDALES, D. ALBERTO VILLACORTA

Te fuiste Alberto en silencio, sin hacer ruido, y te convertiste en mito
intentando tocar tus amadas esquilas hasta el último suspiro.
Dejas para el recuerdo, tus gestos, tus guiños a los niños y devoción,
y un recuerdo en nuestras almas, del sonido de tus esquilas, hecho canción.

Barandales con mayúsculas de toda una generación, serás siempre recordado,
y todos buscaremos bajo la capucha tu conocido rostro, ahora añorado.
Cuando al principio de las procesiones  al barandales se le oiga avisar,
desde el cielo todas las Semanas Santas, tus campanas volverán a sonar.

El pasado 2 de Junio nos dejaba para siempre D.Alberto Villacorta, el que fuera desde hace 25 años el Barandales de Zamora y todos los zamoranos.Hombre bueno de mirada limpia y sencilla, devoto y amante hasta la médula de nuestra Semana Santa.Un mito, quizás poco reconocido en vida que ahora desde el cielo, quizás junto al recordado Atilano, seguirá velando por la Semana Santa de Zamora.
Vaya para él este sencillo homenaje.D.E.P

lunes, 6 de junio de 2011

NUESTROS PASOS.EL PRENDIMIENTO


Obra realizada en 1897 por el imaginero zamorano D.Miguel Torija Domínguez (1875-1901) antiguo discípulo de D.Ramón Álvarez.Se trata de una talla de gran calidad artística tanto en su concepción como en su ejecución, sin duda alguna una de las de mayor calidad de la Semana Santa zamorana.El grupo, de gran belleza está genialmente resuelto con su composición piramidal que permite la vista frontal íntegra de la escena que representa.Su alto nivel de pintura también es digno de mencionar.Es aun más meritorio que la realización del grupo incluida la policromía de este, se realizara en un año escaso.Obra realizada en Madrid por Torija y la cual vino acompañando a Zamora para su entrega a la Junta de Fomento.
Imágenes de 160 cm, respetando el canon natural y talladas en madera de pino; ropajes realizados con lino encolado.
Grupo portado a hombros hasta finales de los años treinta, cuando se le colocan ruedas.En 1968 se estrenó nueva mesa realizada en madera de sapely por D.Julián Román Alonso, “Alito” en estilo románico con la carpintería de Luis López Díez.Si bien más que una mesa nueva significó finalmente el forrado de la antigua.
Haciendo coincidir con su primer centenario se estrenó una nueva mesa para llevar finalmente el grupo a hombros por 32 cargadores.Se utilizaron partes de la antigua mesa, si bien la principal novedad fue la elevación de la escena para su mejor contemplación por medio de una plataforma a modo de escalón.La talla se le encargó a D.José Antonio Pérez González y la carpintería nuevamente a D.Luís López Díez.

La muerte prematura de Torija, imaginero zamorano realmente prometedor en su tiempo, nos privó con toda seguridad, de un exponente mucho mayor de su obra en nuestra Semana Santa.Probablemente hubieramos tenido otro caso parecido al de D.Ramón Álvarez, con una gran aportación escultórica, de gran calidad y devoción para Zamora.
Cartel oficial anunciador de la Semana Santa año 1954, el cual alude al grupo escultórico del Prendimiento de Torija.
"El Prendimiento" procesionando con la Santa Vera Cruz de Zamora la tarde del Jueves Santo a su vuelta de la estación y descanso en la Catedral.Video cedido para su publicación en este Blog por Roderico de su canal youtube PAUlatinamente81

lunes, 30 de mayo de 2011

HERMANDAD PENITENCIAL.



Noche cerrada en Zamora, noche de Vía Crucis, de penitencia, de silencio solo roto, por el miserere castellano, bombardinos y matracas.Noche de procesión y pasión castellana.La noche del Cristo del Amparo, sobrio y sencillo, rodeado de tenue luz y cardos, solo y muerto ya en el gólgota.Noche de faroles y de capas alistanas; es la noche, de las capas pardas.

Algunos carteles oficiales, anunciadores de la Semana Santa Zamorana, aludiendo en ellos a la Hermandad Penitencial ó de "Las Capas"

domingo, 29 de mayo de 2011

EL MERLÚ.

La pareja compuesta por la sordina y un tambor destemplado es quizás uno de los símbolos semanasanteros más típicos de la cofradía Jesús Nazareno Vulgo Congregación y por ende de la Pasión Zamorana.Esta peculiar pareja de hermanos es la encargada de congregar a procesión a los cofrades que van a participar en ella, así como de anunciar el paso de esta y tocar para que los diferentes grupos escultóricos realizen fondo ó descanso.
Se tienen datos de que ya existía esta peculiar pareja de cofrades, heraldos, a mediados del siglo XVIII.Actualmente además de las funciones antes descritas, también tocan para convocar a los hermanos a la junta anual ordinaria.
Personalmente, el sonido desgarrador producido por varias parejas de Merlús en la madrugada de Viernes Santo, llamando a procesión a los cofrades por los más insospechados rincones de Zamora, produce una sensación cercana al escalofrío, a la ilusión, a un cúmulo de recuerdos y sentimientos muy difícil de describir y solo entendible por aquellos que formamos parte de esta cofradía y llevamos grabado a fuego en lo más profundo de nuestro ser, ese sonido desde que somos unos niños.
Uno de los hermanos más añorados y queridos de Congregación, fue sin duda el Merlú Atilano, siempre asociada su imagen a su inseparable tambor colgado del hombro.Todo un icono de nuestra Semana Santa.No se si por casualidad, por que el lo quiso así ó por qué como alguien dijo: "Se necesitaba un Merlú en el cielo", el gran Atilano nos dejó una madrugada de Viernes Santo, cuando precisamente debía vestirse y salir a la calle para despertarnos a todos y romper el silencio de la noche en Zamora.

jueves, 26 de mayo de 2011

EL NAZARENO DE SAN FRONTIS.


Desde la otra orilla del Duero, ya cruza el puente el “Mozo”.
Como pregonero de pasión, avanza lento y decidido, hasta la catedral.
Él nos llena a los zamoranos de alegría, devoción y gozo
y pregona, año tras año, el inicio de nuestra Semana más esperada del año.
El Martes Santo, volverá a su habitual descanso, ahora con sufrimiento y pena,
pues hasta el siguiente año no volverá a unir a las dos Zamoras,
las de ambas orillas del Duero.Entre tanto, el majestuoso puente de piedra,
soñará durante todo el año qué por él volverá un año más a iluminarle con sus faroles
el “Mozo”, nuestro “Mozo”.

miércoles, 25 de mayo de 2011

NUESTROS PASOS.LA CAIDA


Gupo tallado por D.Ramón Álvarez en madera de pino.Para los ropajes se empleó lino encolado, excepto para la talla de Jesús que la hizo de vestir y que actualmente lleva a diario una túnica de terciopelo bordada, y donada por D.Valentín Mireles, aunque para la procesión es cambiada por una realizada por las monjas marinas, con la que desfila actualmente.El grupo escultórico de La Caída tardó cerca de diez años en estar completado, debido a la falta de presupuesto y tuvo que ser gracias a donativos de particulares devotos que se completara su finalización.En el año 1866 salió a la calle únicamente con el Jesús caído, La Virgen Maria y el cirineo; el resto de figuras fue añadido en los sucesivos años.La mesa actual en la que reposa el grupo es obra de Julián Román “Alito”, y se trata de un meritorio trabajo.Fué estrenada en el año 1976.
En la foto a la izquierda, D.Andrés Hurtado "París", primo de mi abuelo Luis Hurtado.Andrés fué durante muchos años jefe de paso del grupo la Caida, además de vicepresidente y posteriormente presidente de la cofradía Jesús Nazareno Vulgo Congregación.Un semanasantero hasta la médula y un personaje muy querido y recordado por todos en Zamora.Un buen hombre que vivió siempre para, y por nuestra Semana Santa.
Cartel oficial de la Semana Santa del año 1961 con alusión a este grupo escultórico de D.Ramón Álvarez.
video
Entrada de La Caida al museo de Semana Santa, el pasado año 2010.

DEL COTANERO AL ACTUAL BARANDALES

La figura del cotanero en nuestra Semana Santa se remonta con mucha seguridad a finales del siglo XVI, ya que hay documentos que constatan su participación en la cofradía de la Santa Vera Cruz allá por el año 1568.Su funciones principales eran la de recaudar cuotas, convocar a los hermanos de cofradía a las reuniones y abrir paso en la procesión.Hay datos de que ya en el siglo XVII la SVC incorpora dos cotaneros en vez de uno con una esquila ó campanilla cada uno debido al aumento de hermanos, el largo recorrido que realizaba la procesión e importancia que empieza a tomar la cofradía.
Aunque en un principio el único pago que tenía este puesto en procesión era la de no tener que pagar para ingresar en la cofradía, en siglos posteriores empiezan a cobrar un estipendio por su cargo; lo que hace que por economizar gastos; se elimine uno de los dos cotaneros para que solo quede uno y sea el encargado de tocar las dos campanillas ó esquilas, abriendo procesión.
Esta figura del cotanero mantiene esta denominación hasta el siglo XIX en que empieza a entremezclarse con otros términos como esquilillero y barandales, el actual a día de hoy, término que seguramente empezó asentarse y a desplazar el de cotanero y esquilillero a mediados del siglo XX, manteniéndose hasta día de hoy y significando unos de los emblemas más representativos y típicos de nuestra Semana Santa zamorana.

"El Barandales en Zamora" Video cedido para su publicación en este Blog por Roderico de su canal youtube PAUlatinamente81

martes, 24 de mayo de 2011

ASOCIACIÓN DE COFRADES DE ZAMORA

Actualmente se están sentando las bases para la creación, en breve, de una asociación de cofrades de la Semana Santa de Zamora con la intención de que la Semana Santa sea vivida y seguida durante todo el año y no se convierta esta, en cosa de una sola semana.
Actualmente ya existe un grupo de gente trabajando para la creación de la asociación; en pocos días se creará un Blog y una cuenta en Facebook para que la gente este en contacto y se conozca, además de con el objetivo de darnos a conocer y mantener tanto a asociados como simpatizantes puntualmente informados de cuantas actividades y proyectos vayan surgiendo.Se trata de fundar una asociación que represente a todos los que formamos las filas de todas nuestras cofradías y hermandades para que esta sirva de enlace y herramienta ante directivas y Junta Pro Semana Santa, tan inaccesibles para nosotros la mayoría de la ocasiones.Además se trata de hacer llegar a quien corresponda propuestas e iniciativas que pensemos pueden ayudar a mejorar ciertos aspectos de nuestra Semana Santa; como por ejemplo, el solicitar para Zamora, ya, un nuevo y digno museo para nuestra Semana Santa, mayor y mejor publicidad para esta por parte de la JPSS, criterios de organización más estables, responsables y estudiados por parte de las directivas de cofradías y hermandades y la realización de un estudio serio por parte de estas, para intentar reducir y minimizar los graves efectos ocasionados por las listas de espera que tanto daño están ocasionando sobre todo a los que ya deberían ser jóvenes cofrades.
Los objetivos de esta asociación no van a ser en ningún caso crear disputas ni hacer crítica destructiva, pero si puede convertirse en la voz del cofrade zamorano y la herramienta para hacer llegar a quien corresponde los puntos en desacuerdo ó a mejorar que creamos necesarios para nuestra querida Semana Santa.
El próximo dia 11 de Junio, sábado, se celebrará en Zamora una reunión informativa, en la cual se fundará la asociación, se aprobaran estatutos y se formará la Junta Directiva.Todos los que estéis interesados en este ilusionante proyecto, podréis asistir para informaros y si así lo deseáis, formar parte desde ese dia de la asociación.El lugar y la hora para la reunión se anunciará dentro de unos días, con suficiente antelación.

UNA VEZ ME PREGUNTARON ...

Una vez me preguntaron: “¿Por qué vuelves cada año por Semana Santa a Zamora.Por qué sigues viendo cada año todas las procesiones, sin perderte ni una, si siempre es lo mismo ?”

La verdad es que es su dia esa pregunta, quizás por la edad no supe contestarla; aunque es cierto que yo supe en ese momento que si había respuesta, que dentro de mi, quizás en el corazón residía.


Recuerdo como con apenas cinco años y durmiendo la víspera de Viernes santo en casa de mi bisabuela en la calle Alfonso de Castro no había modo alguno de conseguir conciliar el sueño, sabía de sobra que al amanecer vendría mi querido abuelo a despertarme para llevarme con él al descanso de las tres cruces para salir juntos hasta que yo aguantara … quizás hasta Santa Clara ó con un poquito de suerte hasta la plaza Sagasta y no veía el momento de verle entrar por la puerta.

El olor a cera quemada, el retumbar de la banda de cornetas y tambores, el bailar de los pasos al son de “Mater Mea”, el juego de luces y sombras que producían a su paso procesiones como la de Buena Muerte ó Siete Palabras en su transcurrir por Zapatería ó San Cipriano, el recogimiento y silencio al pasar de la procesión de mayores y pequeños, recuerdos grabados a fuego de hachones que desfilaron por mi retina de niño como la majestuosidad de La Lanzada ó nuestro querido Cristo de las Injurias, nuestro impresionante Cristo Yacente enseñándonos su sacrificio por nosotros la noche de Jueves Santo convirtiendo las calles en un improvisado velatorio, el rasgar de la noche que producía el Merlú, el inconfundible repiqueteo de las esquilas del Barandales anunciando que llega la esperada procesión después de un año entero, esa visita obligada cada año al imponente museo de Semana Santa, el bullicio en casa de mi tía abuela Charito Hurtado con unos entrando otros saliendo, el chocar de sartenes y platos en apresuradas cenas para ir a ver la procesión de las doce, apenas sin tiempo después de llegar de ver la de la tarde, el potaje de Viernes Santo en familia con un ir y venir de recuerdos y anécdotas durante la comida, el olor a naftalina cuando sacábamos nuestras túnicas para airear el viernes de dolores y el del las aceitadas recién hechas …


Y ahora, después de treinta años de vivencias, y si, también de ver siempre “las mismas procesiones” y de revivir cada año los mismos recuerdos; miro a los ojos de mis dos hijos, de cinco y tres añitos al pasar la procesión y me convierto de nuevo en el niño que fui, revivo la ilusión que tenía a su edad y agradezco a los seres queridos que ya no están el que en su dia me grabaran a fuego tanto amor por nuestra Semana Santa de Zamora y se que un dia a mis dos hijos alguien les preguntará: “Por qué vuelves cada año por Semana Santa a Zamora.Por qué sigues viendo cada año todas las procesiones, sin perderte ni una, si siempre es lo mismo ?” … y quizás ese dia ellos también sientan que en el fondo de su corazón existe una respuesta que quizás esta por encima del entendimiento.